Páginas

domingo, 22 de abril de 2018

Cuidado con la rentabilidad del T-Note a 10 años

La rentabilidad del T-Note se acerca de nuevo al 3%. Recordemos que la renta fija es el principal competidor de la renta variable. Ver gráficos en velas mensuales:


Queda una resistencia en 3.045%. Por encima de ahí el nerviosismo irá a más. En el post anterior pensaba que teníamos un parón de meses por delante del 3%. Sin embargo hemos vuelto a zona de soporte de corto plazo, puede pasar cualquier cosa.

Mañana trataré de sacar tiempo para un post más de desarrollado.

domingo, 15 de abril de 2018

Mientras sale dinero de la renta variable americana, ¿aguantará Europa su rebote?

Sigue sin entrar dinero en la renta variable americana. Ya han salido este año 70.000 millones de dólares según Perpe.com.

Renta Fija


T-Note

La cotización del Bono del Tesoro Americano a 10 años parece que retorna al proceso bajista tras un rebote débil, que apenas ha durado dos meses, incapaz de superar la zona de 121. Bajo estas líneas el gráfico en velas semanales.

Sin embargo, el asalto al rendimiento del 3% no lo veo inmediato. Debe seguir madurando. Presenta una divergencia bajista y el MACD semanal cruzado a la baja. Sigo pensando que tendremos que esperar unos meses al menos. Bajo estas líneas el rendimiento del Bono a 10 años en gráfico de velas semanales.


Sospecho que se frenará antes de superar el 3%, y en el cado de que logre superar el 3% lo hará sin demasiada fuerza, y por tanto alterando los mercados de forma moderada.

Bund

En el Bono Alemán seguimos en un lateral amplio, y va perdiendo fuerza según se acerca a la parte alta del canal, dejando velas de duda en las últimas dos semanas.

Sigue presentando divergenca bajista, y mi impresión es que se podría girar a la baja, aunque estrictamente sigue siendo alcista. En velas diarias se aprecia mejor cómo se está frenando:

En cualquier caso mi sistema no me permite entrar en corto con esta estructura alcista. Podría ser una pequeña parada temporal en su trayectoria.


Renta Variable


Dow Jones

El Dow Jones ha tenido coninuidad en el tibio rebote, que aún no convence a nadie, pero al menos le ha alejado un poco de la zona de 24.000, la zona a vigilar antes de los 23.350, donde ha marcado zona de soporte de corto plazo. Debajo de estas líneas en velas semanales, se aprecia que sigue débil y que no ha sido capaz de superar la diagonal bajista desde máximos históricos.

Si logra superar los 25.000 probablemente estemos en el comienzo de un tramo alcista,pero lo veo por ahora muy falto de fuerza para ser el inicio de algo relevante.
Se está comprimiendo en un rango 23.350-24.650, perfecto para traders intradía, hasta que rompa en alguna direccción. Bajo estas líneas en velas diarias,  tras el reversal day bajista del viernes, veo más que probable que esta semana sea bajista. Me hace pensar que ahora le toca ir al menos hacia los mínimos del 6 de abril, zona de 23.750.

Si se descuelga hacia abajo de verdad, perdiendo los 24.000 con claridad, puede volver la presión vendedora, lo que quizás abra verdaderas oportunidades alcistas si hay una capitulación con al menos un día de pánico. Es pronto, el gráfico me sugiere que veremos una semana bajista pero tranquila.

Aunque insisto en que esto no va  de acertar sino de reaccionar. Por ejemplo es imposible saber cuál será la influencia de los bombardeos en Siria y la respuesta rusa. Entiendo la ausencia de respuesta rusa deber ser un factor positivo, pero ¿y si se intensifica la agresividad por parte de cualquier bando?

También hay que tener en cuenta que a partir de esta semana comenzamos de nuevo a tener resultados trimestrales empresariales en USA. Durante las próximas tres semanas, aproximadamente dos tercios de las compañías SP 500 publicarán sus resultados. En la próxima semana, 56 de ellas enfrentarán sus datos al juicio del mercado, entre ellas Johnson & Johnson, Procter & Gamble, IBM y Netflix. Las expectativas están muy altas, cualquier pinchazo puede desatar ventas.


S&P500

El SP500 también se está comprimiendo, y por ahora sin fuerza para salir de la dinámica de venta. También me da la sensación de que se va hacia la parte baja del rango, con importane punto de test en zona de 2.560, por donde pasa la imaginaria línea que une los dos últimos mínimos relevantes (línea verde). Por debajo de esa zona, pueden aparecer ventas en pánico y habrá que estar atento, especialmente si se pierden los mínimos del año en 2.532.
En cambio, si se rebasa los máximos de esta semana en 2.680, no debería ya frenarse hasta la zona de 2.750, zona por la que pasa la línea roja que une los últimos máximos relevantes. Si llegamos ahí, raro sería que el SP500 no acabe volviendo a máximos.

En velas diarias, antes de la zona de 2.560, tenemos la media simple de 200 sesiones, en la zona de 2.600. Es posible zona de rebote o, en caso contrario, zona de precaución por posible aceleración de ventas.


Nasdaq100

Al igual que en los otros dos grandes índices americanos, el Nasdaq100, en velas semanales, no ha podido con una de las medias que utilizo para vigilar cruces, la Media Exponencial de 13 periodos, que en semanal viene a ser una media trimestral. Se observa que durante todo el tramo alcista fue zona de soporte y ahora es zona de resistencia. Es la de color naranja, que para este gráfico la he trazado más gruesa.

En velas diarias, en el gráfico bajo estas líneas, he marcado los últimos gaps, que pueden hacer de resistencia por arriba, con especial mención al fibo del 62% en zona de 6.856, y los gaps por debajo que pueden hacer de zona de soporte. Cuiosamente, el precio se mueve enntre unas paralelas ascendentes.
El Nasdaq es mi índice americano favorito para pensar en largos, pero lo veo igualmente falto de fuerza y hay que seguir esperando.

Nikkei


El Nikkei sigue luchando por recuperar la directriz alcista perdida. En bolsa no hay nada seguro, pero en este caso lo veo bastante claro: Si recupera, son largos, pero si hay rechazo,  hay que esperar más para ver si son cortos porque conserva estructura alcista de largo plazo. Sigo esperando.

Dax

Tenemos brotes verdes aparentemente, con salida de la presión vendedora, pero por mi sistema sigue siendo un índice bajista de largo plazo, y lo tengo que interpretar como un rebote.
Se ha quedado el precio embarrado por debajo de los cruces de medias que utilizo. Probablemente esté dando oportunidad de cortos muy ajustados con stop en los máximos de esta semana.
Presenta zona de resistencia en 12.600, como última zona de stop de cortos. Por debajo he marcado como zona de primer soporte el gap alcista, en el gráfico bajo esras líneas en velas diarias.


Eurostoxx

También brotes verdes en el selectivo de las grandes de Europa. Pero Eurostoxx sigue taponado bajo la media que utilizo de largo plazo (Exp. 49 sesiones en semanal) y a mi modo de ver está dando oportunidad para cortos con stop ajustado a la zona de máximos de la semana pasada.
Pero siendo justos, si el Eurostoxx consigue asentarse unas semanas por encima de la zona de 3.500 podrá cambiar su tendencia de largo plazo desde bajista a alcista.

Al igual que en el caso del DAX, el stop de cortos se puede poner en la horizontal que he marcado como resistencia en el gráfico de velas diarias bajo estas líneas.
Si se mete por arriba, el gráfico podría comenzar a ponerse bello para un buen tramo alcista, está todo bastante al límite. Yo voy a buscar cortos, pero si sigue subiendo, no me va a costar nada salirme en los 3.480 y pagar el stop.

Ibex

Muy parecido a los grandes índices europeos. En velas semanales también se aprecia que ha logrado escapar del proceso de venta. El problema es el mismo que tienen los otros índices, lo está haciendo sin fuerza y parece un rebote con oportunidad de abrir cortos con stop ajustado. Como curiosidad, una proyección de una réplica del 100% de la dura caída (10.600-9.300), contando desde los máximos de la zona pasada, nos lleva al tan citado nivel de 8.500.
 Los 8.500 aún están muy lejos. La zona de 9.600 podría ser soporte.

En el gráfico de velas diarias, marco las zonas que podrían actuar como resistencia, comenzando desde los 9.900. Especial mención al número redondo 10.000, y fibo del 50%. De hecho, el IBEX necesita consolidar por encima de la zona de 10.000 para vover a ser un índice con una estructura alcista de largo plazo.
De momento ha tenido rechazo en el fibo del 38% y no me extrañaría nada que se fuera a mínimos de nuevo.

********************
En definitiva se está complicando el panorama incluso en USA, donde seguimos sin apoyo de los fondos. Pero la estructura es alcista en USA, así que hay que seguir esperando que llegue ese apoyo y subirnos al carro alcista.
En Europa aparecen tímidos brotes verdes, pero como la estructura de largo plazo es aún bajista, tiendo a pensar que es un rebote y una oportunidad para abrir cortos. Sin embargo son cortos con stop ceñido, porque Europa tiene al alcance de la mano revertir su mala situación: si este rebote prospera unas pocas semanas más, el gráfico sugeriría un cambio de tendencia de largo plazo. Sería el caso de consolidarse los 3.500 en el Eurostoxx y los 10.000 en el IBEX durante unas semanas.
Bien es posible que parte del dinero que sale de USA esté entrando en Europa, de hecho en las últimas semanas las bolsas europeas han mejorado su diferencial con USA. Aventuro una semana interesante.

domingo, 8 de abril de 2018

El giro en la parte baja del lateral no llega

Algo debe temer la mano fuerte cuando no hay rastro de ella aprovechando las caídas americanas.
Se puede ver en Perpe como ya han salido más de 50.000 millones en fondos de la renta variable americana en lo que va de año.
Hay muchos titulares centrados en la guerra comercial con la que Trump quiere enfrentar USA a China, y otros tantos sobre Facebook, sus negligencias y las multas que recibirá, o la guerra en Twitter entre Trump y Amazon. Seguro que si empresas como Boeing, Facebook o Amazon se desploman, tienen un gran poder de arrastre.

Pero el miedo viene de antes, no son por situaciones por ahora coyunturales, viene del momento en que, precisamente por la buena marcha de la economía, los costes laborales americanos comienzan a dispararse amenazando con llegar a un incremento 3% anual. Recordemos que la economía americana se encuentra con un 4,1% de tasa de paro -lo que técnicamente es pleno empleo-, y se habla de las 4 subidas de tipo anuales para frenar la inflación consecuencia de este pleno empleo y la rigidez en la oferta. Se habla mucho de la potencial escalada en la rentabilidad de la Nota y de que una vez que de una renta superior al 3%, a la vez que los Bancos Centrales comiencen a retirar dinero de la economía, el mercado de renta variable se desinflará.

Sin embargo, la presión de la rentabilidad de la Nota del Tesoro Americano a 10 años está bajando a corto plazo. Eso me sugiere que en las últimas semanas las manos fuertes no tienen tanta confianza en la economía americana.

Se da la paradoja de que estamos en un punto en el que si la economía mejora, subirá la inflación y es malo. Pero si la economía no mejora, es peor. Es justo lo contrario de lo que pasaba en el inicio de este mercado alcista: si la economía mejoraba era bueno para la bolsa, pero si la economía empeoraba era aún mejor porque se aprobaban nuevos estímulos monetarios.

Esto está en línea con lo que pienso desde hace tiempo: los estímulos monetarios han creado una burbuja en el mercado financiero, y en algún momento explotará.

Yo pienso que la Nota se recuperará de este enfriamiento de corto plazo y romperá en unos meses la barrera del 3%. La cuestión no es tanto si lo va a hacer o no lo va a hacer, que lo acabará haciendo este año o el siguiente, sino si lo hará de manera destructiva para la renta variable o de manera controlada. Recordemos que la bolsa suele anticipar unos 6 meses los hechos económicos. Históricamente la FED no ha sabido acompasar bien la subida de tipos con la inflación, se ha pasado de marchas y se ha cargado la economía. Difícil saber si es eso lo que temen las manos fuertes, pero el viernes pudieron dar una pista: el dato de empleo fue más bien malo, y en cuanto Powell dijo unas horas después de que habría subidas de tipos durante dos años, las bolsas americanas cayeron a plomo.

 En el gráfico bajo estas líneas en velas mensuales, parece que romperá la barrera del 3%, representada horizontal como próxima gran resistencia. El MACD acusa fuertes divergencias alcistas y ya ha superado el último máximo.




Una lectura en velas semanales, frente a la lectura en velas mensuales, presenta la contradicción de que, aún manteniendo la estructura alcista, hay una pérdida de momentum e incluso una divergencia bajista. ¿Habrá que esperar incluso hasta el año que viene para ver a la Nota romper la barrera de la rentabilidad del 3%?


A más corto plazo, en velas diarias, tenemos la misma situación de agotamiento, aunque no parece muy grave por ahora. Parece una pausa en el camino de la subida. Me da la impresión que hará algún mínimo más antes de retomar la subida.


A mi lo que más me preocupa es que de fondo aparece una sombra de duda sobre si la economía americana tiene un futuro tan brillante como dice la FED.

¿Es posible que hayamos visto ya el momento de mayor aceleración de la economía americana?

Es posible. Lo que no es posible es que la economía americana pase de la aceleración a derrumbarse en meses sin una caúsa mayor. La única causa que se me ocurre es que explote la burbuja financiera creada por la generación masiva de deuda por la FED y los Bancos Centrales. China tiene el 30% de la deuda americana, si iniciara una venta agresiva podría tumbar el sistema financiero mundial. Como eso no está pasando, sigo pensando en el escenario de lateralización, y que en algún momento habrá capitulación ante la presión bajista, y volverá la mano fuerte a posicionarse.

Si miramos al SP500 en velas mensuales, vemos que hay un evidente peligro de cambio de ciclo con un par de cierres mensuales por debajo de la zona de 2.550. Pero eso aún no ha pasado ni sabemos si va a pasar. Desde luego si abril cierra por debajo de estos niveles, y mayo cierra más abajo, cambiaré mi idea de lateralización de distribución por el de mercado bajista sin matices.
Las dos últimas veces que el sistema marcó cambio de ciclo, el índice se recuperó. Aún no estamos en una situación critica. Sugiero esperar un poco más antes de tomar partido.

En velas semanales se observa que aún no podemos dar por acabado el periodo bajista en el SP500, sigue totalmente activo sin asomo de vuelta. El miércoles pensé que había reacción alcista pero esta fue una vez más truncada, así que la semana ha acabado de la peor forma posible.
La pérdida de los 2.532 abre objetivos más bajistas, por ejemplo los 2.461 para replicar la primera pata bajista. Pero como esto no va de acertar, sino de reaccionar, seguiré esperando un giro alcista confirmado en cierra de vela semanal para entrar largo. Los objetivos bajistas me dan un poco igual, lo que espero es una capitulación y la entrada del dinero inteligente para poder sumarme.

Cada día el gráfico pierde solidez, si la mano fuerte no aparece pronto, el deterioro puede ser irreversible. En velas diarias se ve cómo en el SP500 se está jugueteando peligrosamente con la media de 200 sesiones, la frontera clásica que determina si un activo es bajista o alcista.


Y en ese juego peligroso también está el DOW, con la particularidad de que técnicamente ya ha entregado un mínimo decreciente, aunque sea por los pelos.
Sospecho que tras el rechazo en la media de las Bandas de Bollinguer (11 exponencial, 2) que se ve en este gráfico de velas semanales, y con el cierre bajista del viernes, nos vamos hacia la banda inferior en 22.851 y con un derrape hacia los 22.544 . Así que de momento no se me ocurre abrir largos. No veo largos si el DOW no es capaz de cerrar por encima de los máximos de la semana pasada, zona de 24.600.

El Nasdaq100 es el más volátil de los 3 índices americanos más importantes, y ya ha cumplido con una segunda pata bajista igual que la primera. Además es el único que aún presenta máximos crecientes y mínimos crecientes. ¿Resistirá? En velas semanales me inclino a pensar en una visita al menos a la zona de los 6.200. Por debajo, los 6.000 son un número redondo con mucho imán.

Si miramos hacia Europa, obviamente las cosas están peor, al menos desde una perspectiva de largo plazo. En velas mensuales tenemos el Eurostoxx con aspecto bajista, probablemente para muchos meses:

Esta semana ha tratado de enmendarse, pero por ahora es bajista, y para creerme la reacción alcista, necesito ver un cierre semanal por encima de los máximos del mes pasado, zona de 3450


Con el IBEX pasa algo muy parecido. Es un índice técnicamente bajista que amenaza rebote, y los rebotes hay que tomarlos como tales. Son oportunidades para abrir cortos o para deshacer posiciones. Bajo estas líneas, en velas semanales, parece desarollando un rebote con una divergencia alcista de corto plazo. No pasará de eso mientras no consiga cerrar semanal por encima de los máximos mensuales pasados, zona de 9.811. Mientras tanto, es mejor estar fuera.
Parece haber reaccionado desde zona de soporte, pero echo en falta más fuerza. Me temo que volverá a testar zona de soporte, y de perderla, enfilará a los 9.000 e incluso más abajo.
********

Merece la pena estar atento a un posible giro alcista, sin precipitarse, esperando a confirmación semanal. La dinámica actual es peligrosa.

domingo, 1 de abril de 2018

Muchas posibles trampas a la vista y lecturas dobles


Nikkei semanal


Aunque conserva la estructura alcista y consigue salir por poco del proceso de sobreventa, no me fío, puede ser una vuelta a la directriz perdida para seguir cayendo. El MACD que utilizo sigue en negativo, no me permite abrir largos aún. Me gustaría ver un mínimo creciente por encima de la zona de 22.500. No hay prisa, sigue presente en el gráfico esa tremenda divergencia bajista.


Dow semanal


Por encima de la directriz pero sin lograr escapar de la dinámica de sobreventa que está purgando la sobrecompra extrema acumulada. MACD negativo. Sin descartar nada, sigo pensando en un escenario lateral. Lo veo moviéndose por debajo de máximos anuales y por encima de los 22.940. Si rebota sin perder los mínimos anuales (23.360) va a dejar una pequeña divergencia oculta alcista: mínimos crecientes en precio con mínimos decrecientes en mi RSI. De momento no hay rebote claro, no pasa nada por esperar y ver si hay mínimos crecientes si lo que se busca es una entrada de muy largo plazo.
Para algo más especulativo, un pinchazo a los 23.000, con pérdida momentánea de la directriz alcista, podría dar una entrada muy lucrativa en el lado largo. No descarto que pase algo así, dejando pillados a los cortos que se abran tarde y no apliquen stop, sorprendidos por un movimiento brusco de ida y vuelta.




SP500 semanal


Misma sistuación que el DOW. Marco la pequeña divergencia oculta alcista. Quedaría anulada con la pérdida de los mínimos anuales en 2.532


Eurostoxx


Otro gráfico que también presenta contradicciones. La gran divergencia bajista está dando paso a una divergencia alcista de grado menor por ahora. No obstante, el gráfico está ya deteriorado y no está para grandes aventuras alcistas que no sean de carácter especulativo.


IBEX


Al igual que el Eurostoxx parece haber escapado por los pelos del proceso de sobreventa, pero el gráfico está aún más deteriorado y sigue con MACD en negativo. Está en la zona de soporte pero aún no ha dado argumentos para creernos el rebote.
************************


En general sigo pensando en amplios movimientos laterales.

viernes, 23 de marzo de 2018

A los giros no se llega tarde ni pronto, se llega justo cuando te lo propones

Ya estamos cerca de los niveles esperados del post de la semana pasada. Ahora la cuestión es manejar la situación y no dejarse llevar ni por la codicia ni por el pánico.

Me parece que la bolsa americana está peligrosa pero que aún no ha entrado en una fase bajista. Al menos por mi sistema de medias, sigue en fase alcista, y es lo que marca mi criterio. Además, a las manos fuertes no les ha dado tiempo a descargar las alforjas. No hemos visto un proceso distributivo, un largo lateral como el que tuvieron las bolsas europeas desde mayo del 2017 a enero del 2018.

Codicia sería entrar a capón, sin ningún signo de vuelta. Pánico sería no intentar entrar en un rebote por la mala sensación que da tanta noticia negativa, sobre la guerra comercial, sobre Cataluña, sobre facebook o lo que sea.

Otro tema son las bolsas europeas, que más que peligrosas, están ya en fase claramente bajista. Eso no significa que no vayan a rebotar, pueden rebotar perfectamente, y violentamente, pero cuando los índices están bajistas siempre hay más posibilidades de que las malas noticias se perpetúen más de lo esperado.

El cambio de paradigma que estamos viviendo las últimas semanas, no es tanto que la subida de tipos vaya a suponer que se retire dinero del mercado y la bolsa se desinfle, sino que tal vez la economía no va a dar tantas alegrías. Esto sería un escenario peligroso, pero por ahora vamos a pensar que no es así, que lo que dice la FED es cierto y que la economía americana está yendo a más.

El Nasdaq fue el único índice que consiguió hacer nuevos máximos, pero dejó unas divergencias bajistas muy acusadas, como se ve en el gráfico semanal bajo estas líneas.




Está aún en proceso de purga de toda la sobrecompra extrema acumulada hasta enero de 2.018. Como reacción a esa sobrecompra extrema, está ahora sobrevendido, y con mi sistema no puedo entrar largo hasta que se de el giro alcista que le permita salir de la sobreventa.
Para igualar la primera pata bajista, debería llegar a los 6.740 puntos aproximadamente, muy cerca de donde ahora se encuentra la banda inferior de Bollinguer (Exp 11, varianza 2). Ya estamos en una zona interesante para ver si hay un rebote,  a un 3% del punto óptimo.
De verse el rebote, con el índice saliendo de sobreventa, ¿dónde poner el stop de pérdidas?
Hay mucha gente que trabaja sin stop, no conozco el mundo profesional, me refiero a los minoristas, pero es gente que acaba desplumada. He podido ver algunos casos ya. Yo mismo quebré mi primera cuenta así. Así que yo estoy convencido de la necesidad de usar stops que no comprometan la pérdida de más de un 2% de tu capital como muchísimo. El stop clásico en esta situación sería algo por debajo del mínimo de febrero, pero para mi el stop debe ser el mínimo del giro, cuando este se produzca.

Es decir, primero se espera por la zona, que previamente se ha determinado como interesante para vigilar, al giro o rebote, y si se produce, ese debe ser nuestro stop. Sagrado. Ya habrá más oportunidades.

Yo trabajo con velas cerradas, normalmente en semanal, así que es un ejercicio de paciencia. Por el lado positivo, no se sobre-opera ni se vive esclavizado de la gráfica. Bien es cierto que los stops suelen ser lejanos y el tamaño de mi cuenta me obliga a trabajar con cantidades muy prudentes, precisamente para no arriesgar nunca más del 2% de mi capital por operación.

¿Cómo interpreto señal de giro?

Además de cierto gusto por Fibonacci, de la época que estaba obsesionado con las ondas de Elliot, me queda la fijación por observar movimientos más rápidos y profundos en sentido contrario al dominante. Es decir algo así como lo que he redondeado en el gráfico del Nasdaq en velas horarias:
Son movimientos bruscos de rebote. Para mi es ahí donde hay que marcar el stop y olvidarse de lo demás. Si además esos giros están en las zonas clave, y vienen acompañados de volumen, se pueden dar por buenos. Si además hay mucha mecha por abajo, fantástico. De las figuritas paso, como mucho un doble suelo o un triple suelo, más que nada porque eso es una marca de soporte.

Donde no recomiendo ahora mismo buscar giros alcistas es en la zona de soporte de Europa. El soporte está pinchado, el índice está en tendencia bajista, tanto por mi sistema como desde un punto de vista clásico con máximos decrecientes y entregando nuevos mínimos.
¿Quiere decir eso que el Eurostoxx no podría girarse?
No, el Eurostoxx puede girarse, pero es menos probable, y ahora conviene darle tiempo para que en todo caso recupere su estructura alcista, al menos con un mínimo creciente. Ya habrá tiempo.

Del Ibex, mejor ni hablamos. De vez en cuando leo alguna noticia, como por ejemplo las entradas de nuevos socios en el Santander como Capital Group, y me pregunto si será eso verdad de que va entrando dinero inteligente, de manera silenciosa, en los índices europeos. Pero la verdad es que mientras sigan cayendo, ¿por qué no dejar a la mano fuerte que haga el trabajo sucio? Cuando hayan terminado de entrar, comenzará a subir, y ese será el momento para entrar. No antes. Y eso no será tarde.

Si los americanos podrían perfectamente caer otro 5%, el IBEX se podría zampar el último asidero en los 9.200 e irse a los 8.500... sólo es un 8% más abajo de la zona actual. Así que prudencia y cautela, y no intentar anticiparse a los giros, sino que hay que esperar a que se produzcan con nitidez.