Páginas

jueves, 10 de septiembre de 2015

9/09/2015 El enfoque principal no cambia

Sigo apostando por el lado corto en el SP500, dolorido y magullado porque el triángulo de ayer no se confirmó y volaron mis stops con un coste importante en lo económico y en la confianza en mi capacidad de leer el mercado. Afortunadamente esta mañana me he encontrado con el stop de los 2.000 muy barato y no me lo he pensado para entrar corto de nuevo con toda la artillería (la poca que tengo, pero toda) en 1988 y stop en 2.005. El cierre americano de hoy me ha hecho recuperar la confianza.
Vengo insistiendo desde hace días que el campamento oso está en ese fibo del 61,8% y que estamos en un rebote con fecha de caducidad. La hipótesis de la vuelta en V ha agotado su plazo para ser veraz. Sólo es cuestión de tiempo que se retomen las hostilidades. Hay muy pocas opciones para una recuperación alcista sana sin que se vea al menos antes una nueva pata bajista.
¿Problemas? No hay un conteo típico como una plana o como un triángulo que permita pensar que estamos en el final del rebote. Las ondas son ilegibles, incluso en los tramos en los que no hay gaps es difícil sacar conclusiones.

 Neely explica que la primera vez que entendió que se encontraba ante un patrón nuevo, el "diamétrico", en los años 90, cuando estaba siguiendo la pista a un triángulo contractivo -igual que hacía yo ayer- pero la onda E salió demasiado arriba -igual que me pasó ayer a mi-. ¿Estoy ante un diamétrico en formación? Desde luego seguimos correctivos y el rebote sólo puede terminar si es para dar continuidad a las caídas.

Incluso aceptando esta idea del diamétrico tengo dos problemas:
1º) Se supone que todas las ondas de un diamétrico deben ser muy parejas en tiempo, y esta A parece un poco desproporcionada en tiempo. Igual ando como el Quijote viendo gigantes en vez de molinos de viento.
2º) No tengo ni idea de cómo valorar si la onda G ha terminado. Supongo que me la puedo jugar a que no rompa la zona de los 2.000. Para que eso suceda, espero que la onda G se quede por debajo de la C-E y que no la quiebre por arriba, porque entiendo que, al igual que en los triángulos de Elliott, la última onda en principio no debe ser tangente si las demás si lo son. Si tengo la posibilidad de ver que la onda G se forma en un abc claro, podría esperar a la rotura del abc. Pero me temo que no lo pondrán fácil.  Hay que ir viendo poco, a ver si tenemos una onda F correctiva o no, de momento con toda la velocidad y limpieza que muestra parece un impulso en formación. Y eso me lleva a estar aún más confundido... ¿será que la onda F va a ser un ziz-zag? Pasito a pasito.

¿Y todo este archipiélago de islas bajistas y alcistas que pudiera ser un diamétrico cómo afecta al IBEX?

El IBEX está claro que anda muy tocado, no está de moda ya. Pero poco más puedo decir. La supuesta B de la plana no falló pero fue algo débil, no llego al 81%, se quedó más bien cerca del 70%. Lo lógico hubiera sido ver una C alcista potente, pero tenemos este engendro que parece un churro correctivo y no un impulso... ni siquiera terminal, yo al menos no lo encuentro. Una c debe durar más que la a en una plana, y eso tampoco se cumple por ahora.

Así que por ahora me olvido de la plana y paso a pensar en un triángulo contractivo... y si no es un triángulo contractivo ya pasaré a pensar en un diamétrico... Vamos, que no sé lo que es, pero es algo correctivo seguro, una pausa en el camino de los descensos.

Conclusión:


Mi análisis es tan pobre como sencillo: Ondas muy complejas y por debajo del 61,8%, luego seguimos bajistas. Cualquier día los índices pegan un cañonazo hacia abajo, aunque me esté costando mucho seguir la pista de la estructura que están formando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen consejos y críticas constructivas!